NOTICIAS DEL SECTOR

Denunciado otro gestor de fincas por apropiarse de 90.000 euros

Una comunidad de propietarios contrató la reforma de la fachada de su edificio y el contratista paró la obra al desaparecer el dinero La comunidad de propietarios de un edificio de la plaza de A Miñoca ha denunciado en el juzgado a un administrador de fincas por apropiarse presuntamente de cerca de 90.000 euros que habían reunido para pagar la restauración de la fachada. El dinero que han perdido supera los 100.000 euros, puesto el Ayuntamiento les cobró más de 4.000 euros de intereses por no pagar un vado y otros 6.000 euros que tuvieron que abonar a mayores al constructor que contrataron para la reforma de la fachada tras negociar un nuevo plan de pago. Se trata del segundo caso que afecta a administradores de fincas tras la denuncia presentada el año pasado contra la empresa Bautista. En esta ocasión, en principio no han aparecido más comunidades afectadas. Los vecinos contrataron la obra en septiembre después de tres años de derramas. La constructora Saudino S.L. paró los trabajos en enero después de que el administrador dejara de pagarles. El asesor financiero de esta empresa informó a los propietarios que no les quedaba dinero en la cuenta. «Cuando fuimos a preguntar al administrador qué había pasado, acabó reconociendo que cogió el dinero y que el problema se le fue de las manos», explicaba ayer Teresa Alonso Costas, presidenta de la comunidad de propietarios afectada, que ocupa los números 5 y 9 de la calle Ángel Llanos y el 30 de la Plaza Miñoca. Los vecinos denunciaron después de que Enrique Blanco Hermo, representante de Hermo Administradores, no pudiera devolver el dinero dentro del plazo que le habían dado. Las reformas estuvieron paralizadas durante más de un mes, hasta que recientemente se han reanudado después de que los vecinos hayan llegado a un nuevo acuerdo con el contratista. «Tenemos que pagar un dinero que ya habíamos puesto», se lamentaba ayer la presidenta de la comunidad de propietarios. Tras examinar los movimientos bancarios, comprobaron que entre los años 2010 y 2104 el administrador les pasaba recibos a favor de su empresa de miles de euros, que posteriormente no aparecían reflejados en los balances de cuentas anuales que aprobaban en junta. Los vecinos creen que el administrador abusó de su confianza tras más de 15 años de servicio.